Los alumnos del Centro de Yoga y Pilates Ananda comparten sus historias


Soy Cristina y llevo practicando Pilates en el Centro de Yoga y Pilates Ananda desde el año 2014. Empecé a practicarlo por problema de espalda, ya que tenía mucho dolor de espalda y tenía que ir muy a menudo al fisioterapeúta, él me aconsejó que hiciera pilates o yoga para ver si notaba alguna mejoría, entonces me puse en contacto con el Centro Ananda, que me aconsejó que para mis problemas de espalda empezara practicando el método Pilates. Al poco tiempo de practicarlo note una gran mejoría en mi espalda y cada vez me encuentro mejor, además he mejorado mi respiración, me ha ayudado con el estrés del trabajo y mejorado la postura de mi espalda.

Dori, alumna del Centro Ananda desde hace 4 años, comparte su vivencia desde que empezó su práctica de  pilates en el centro. Presenta el siguiente diagnóstico médico, en el año 2005. Problemas de salud, espondiloartrois lumbar (degeneración de las estructuras óseas) , pinzamiento discal L5-S1, artrosis cervical y osteoporosis.

Tras estos años de práctica del método pilates, puedo decir que me encontraba como una anciana, no me podía mover y sentía muchos dolores en mi cuerpo. Con el método pilates cambié por completo, ahora he recuperado la salud, y me siento con vitalidad para poder afrontar el día a día. 

Cuando acudo al médico, cada vez las pruebas que me realizan anuales, demuestran la efectividad de este método, mis dolores han disminuido considerablemente y las pruebas médicas van a mejor. Añadir que por mi propia decisión, opte por no tomarme los medicamentos que me recetaban para mis dolencias y patologías, debido a todos los efectos adversos y contraindicativos, y el resultado es positivo. 

"El pilates para mi, ha sido mi mejor medicina. No lo pienso dejar, y es más siempre animo a las personas con dolencias a que lo practiquen".


más...

Mi nombre es Marga, 2012 y llevo practicando yoga en el Centro de Yoga Ananda de Móstoles, 5 años. Cuando llegué al centro tenía múltiples dolencias, producidas por 3 protusiones en las vértebras lumbares.
El dolor se extendía por las ingles y los glúteos, y practicamente arrastraba la pierna, lo que me provocaba también dolor en la rodilla. En esta misma pierna, apenas tenía fuerza, ni elasticidad, y con la práctica de yoga, he conseguido equilibrar, las dos partes del cuerpo.
En el aspecto psíquico, también he conseguido priorizar en la vida, y el yoga me ha ayudado mucho, a enfrentarme con más tranquilidad y fortaleza a las adversidades de la vida.

Mi nombre es Carmen, empecé mi práctica de Yoga en el año 2013,en el Centro de Yoga y Pilates Ananda, llegué aquí por mi hermana, ella lo practicaba desde hace más tiempo.

Con la práctica de Yoga, me siento bien, padezco problemas de huesos y articulaciones, pero sobre todo lo noto más en el aspecto mental, creo que es esencial para encarar la vida de otra manera, para darte cuenta y valorar lo que realmente es importante y sobre todo como método de autorrealización, Conocerte a ti mismo.
Tengo amistades que me dicen que el yoga es aburrido, nada más lejos de la realidad, mi sobrino de 6 años lo practica, y se lo pasa bomba, eso lo dice todo.

Aunque es dificil, trasladarlo a la vida cotidiana, porque requiere de años de practica asidua, cuando ves que poco a poco de los beneficios que te aporta, te das cuenta de cómo progresas de forma efectiva.

En mi opinión practicar yoga, es una tarea muy complicada, estoy empezando pero lo importante es, como dice mi profesora, no rendirte.

Os animo a practicar yoga, creo que es el gran desconocido

más...

Soy Pilar, y para mi el Yoga y el Pilates desde que empece en el Centro de Yoga y Pilates Ananda, en el lejano año 2006, se ha convertido en una necesidad. Me aportan dos cosas indispensables: salud y tiempo para mi desarrollo personal.

Te diré que también para todo ello es indispensable tu maestría y magistral docencia. 


Hola, mi nombre es Olga y llevo practicando pilates desde el 2007 en el centro Ananda desde hace aproximadamente 7 años. Mi trabajo consistía en estar muchas horas sentada y esto conllevaba bastante dolor de espalda y agarrotamiento de extremidades.
Con la práctica de este método, se ha reducido notablemente el dolor de espalda y sobre todo he conseguido bastante más elasticidad en mi cuerpo, por lo que animaría a todo el que quiera encontrarse físicamente mejor que practique este método