Los alumnos del Centro de Yoga y Pilates Ananda comparten sus historias


Mi nombre es Isabel y comencé la actividad física de Pilates en el Centro de Yoga y Pilates Ananda de Móstoles, hace 8 años. Fuí recomendáda por el reumatólogo, al tener Artritis microcristalina con bastantes brotes al año, y artrosis en espalda, rodillas, pies y manos, igualmente se lo comenté al especialista de digestivo, y le pareció genial porque al tener el Colon Irritable, me iba a ayudar muchísimo a controlar la respiración y relajación.

Mi vida desde entonces ha cambiado porque en el transcurso de estos años he mejorado bastante tanto física como mentalmente. 

Mis músculos se podría decir que me han crecido o esa es la sensación que yo tengo y la postura del cuerpo no tiene nada que ver a cuando empecé.

PILATES me ayuda a mantener una buena calidad de vida.

más...

Hola,soy Mary, y llevo 2 años en el Centro de Yoga y Pilates Ananda de Móstoles practicando yoga. Por que? y Para que?. 
Después de haber estado en 2 centros de Yoga, sentí la necesidad de buscar una tercera opción que me brindara lo que estaba buscando desde hacía un tiempo y que no se me había dado; el Ser reconocida, pertenecer a un grupo y tener un Maestro amoroso que con los brazos abiertos y sonriendo te invita a entrar y caminar junto a El por sendas de Luz, Paz y Quietud.

Una de mis dolencias la tenía en las vertebras cervicales, producto de la artrosis degenerativa en donde se me había formado una protuberancia totalmente visible y palpable hacia afuera, acompañada siempre de fuertes dolores de cabeza con una dependencia casi diaria de un medicamento fuerte llamado Hemicraneal. Al día de hoy, doy Fe de que he mejorado en un 80% en cuanto a los dolores de cabeza y no dependo de dicho medicamento y tampoco existe ya la protuberancia.

Operada de hernia discal L5 S1 hace casi 20 años con dolores en la zona lumbar diariamente. Al levantarme de la cama era casi imposible ponerme derecha y no por estar mal operada sino porque no seguimos y no escuchamos las recomendaciones de los médicos. Ahora desde que practico Yoga 3 veces por semana estoy sin los dolores que limitaban mi vida diaria.

Yo le he dado un giro a mi vida muy positivo e importante en cuanto a lo físico y mental, ya que me ha ayudado ha corregir posturas, mediante un sin fin de ejercicios en los cuáles interviene de forma vital y necesaria la respiración consciente.

Cada día obtengo más beneficios y puedo controlarme en momentos de miedo o pánico a través de la respiración consciente y pensamientos positivos donde me llevan a la quietud a la paz y a la luz que todos anhelamos permanentemente.

EL YOGA PARA MI SIGNIFICA UNION CON EL SER, PAZ, AMOR, SALUD, SABIDURIA, RESPETO, ESPIRITUALIDAD. UNA FILOSOFIA DE VIDA EN DONDE EL EGO NO PUEDE EXISTIR.

SOLO HACE FALTA QUE ELIJAS UN PASO QUE NADIE PUEDE DAR POR TI. OM

más...

Mi nombre es Marta, llevo practicando yoga en el  Centro de Yoga y Pilates Ananda  , algunos años, aunque acudo de forma intermitente, siempre acabo volviendo. Y siempre vuelvo, porque tanto el centro como la profesora “enganchan”, ella siempre intenta que te sientas cómoda/o, te escucha y adapta las posturas a tú dolencia, también destaco el lugar, el olor a incienso, la luz, la paz que transmite…

Empecé a practicar yoga por varios motivos; uno de ellos mi constante dolor cervical y lo que esto conlleva (vértigos, mareos, dolores de cabeza) y por otro lado, también buscaba un momento de desconexión mental.

Recuerdo el día que salí de mi primera clase, me reía de tantas posturas “raras”, al principio no conseguía desconectar del todo, pensaba “cuando salga tengo que hacer esto”, “mañana tengo que entregar el trabajo”…, sin embargo con el paso del tiempo aprendes a que ese 
tiempo que estás allí es tú momento, es un tiempo dedicado exclusivamente para ti en el que tú vida diaria, tú estrés y tú rutina tiene que esperar y simplemente tienes que dejarte llevar. 

Desde que práctico yoga he conseguido reducir mis dolores cervicales y también he aprendido a desconectar mi mente (aunque no es tarea fácil), considero que es una forma completa de cuidar Cuerpo – Mente, pienso que ambos están conectados y que sin una relajación mental no es posible una relajación corporal. 

Por todo esto, me parece totalmente recomendable para cualquier edad y dolencia que una persona pueda padecer tanto a nivel físico como a nivel mental.
también buscaba un momento de desconexión mental. Recuerdo el día que salí de mi primera clase, me reía de tantas posturas “raras”, al principio no conseguía desconectar del todo, pensaba “cuando salga tengo que hacer esto”, “mañana tengo que entregar el trabajo”…, sin embargo con el paso del tiempo aprendes a que ese tiempo que estas allí es tú momento, es un tiempo dedicado exclusivamente para ti en el que tú vida diaria, tú estrés y tú rutina tiene que esperar y simplemente tienes que dejarte llevar. Desde que práctico yoga he conseguido reducir mis dolores cervicales y también he aprendido a desconectar mi mente (aunque no es tarea fácil), considero que es una forma completa de cuidar Cuerpo – Mente, pienso que ambos están conectados y que sin una relajación mental no es posible una relajación corporal. Por todo esto, me parece totalmente recomendable para cualquier edad y dolencia que una persona pueda padecer tanto a nivel físico como a nivel mental.

más...

Mi nombre es Alicia y llevo viniendo al Centro de Yoga y Pilates Ananda desde hace 6 años, concretamente a  Yoga y Pilates , una combinación para mi perfecta.
El centro Ananda me atrapó desde el primer día que fui a pedir información. Un ambiente cálido que se respira en cada rincón de la sala y el equipo que lo compone, que es pura armonía y que me lleva dos veces a la semana a conectar y ser consciente de mi cuerpo. 

¿Por qué Pilates? Para fortalecer la espalda y ayudarme con mi postura que me provocaba cada cierto tiempo contracturas al estar demasiado tiempo sentada frente al ordenador. 

¿Por qué Yoga? Buscaba un momento de desconexión del estrés diario. 

Y no sólo encontré lo que buscaba a nivel físico, sino mucho más. Durante este tiempo, ambas disciplinas me han llevado a conseguir una armonía entre mi cuerpo y mi mente que me ayuda también a mantener un equilibrio emocional a la hora de resolver situaciones difíciles.
Cuando salgo de clase a las diez de la noche y llego a mi casa, me miro en el espejo. Y siempre me sorprende la expresión relajada, fresca y de felicidad que me encuentro. 
No pude elegir mejor. 

más...

Mi nombre es Concha
Empecé a practicar Yoga hace 15 años y conocí el centro de yoga y pilates ananda, a través de la madre de Rebeca. Llevo acudiendo al mismo, con algunas interrupciones temporales, desde sus comienzos.
Al principio el Yoga representaba únicamente una experiencia de bienestar, tranquilidad, armonía y equilibrio entre otros beneficios, pero desde hace aproximadamente 5 años lo practico frecuentemente, casi diariamente. Lo más interesante es poder llevar esta experiencia a la vida cotidiana e intentar que la realización de cada actividad se haga de una forma consciente, estando presente en cada momento.
Las personas que tengan dolencias físicas o necesiten mejorar su estado de ánimo que no duden en practicar yoga en este centro, ya que recibirán una atención personalizada puesto que Rebeca tiene una gran preparación y experiencia en la enseñanza del yoga. Gracias a esto notareis una gran mejoría en un espacio no muy dilatado de tiempo. 
Animaros a practicar, sea cual sea vuestra edad, dejad aparte la timidez y dad el primer paso


más...

Me llamo Nines, y practico Pilates desde el 2009, en el  Centro de Yoga y Pilates Ananda  . 
En pocas palabras, " cuando llego a clase siento agotamiento y cansancio generalizado, y cuando salgo de clase, me siento nueva, llena de energía y vitalidad". 



Hola soy Toñi, y Llevo practicando  Pilates desde finales de 2006 en el Centro Ananda de Móstoles. Tengo dos hernias discales (L3-L4; L4-L5) y desgaste de Sacro. La práctica de Pilates, ha frenado que dichas hernias crecieran. El 
traumatólogo me recomienda que nunca deje de practicarlo.

¿Qué me ha aportado Pilates?
Conocer mi cuerpo, saber utilizar con corrección partes del mismo, por ejemplo: Agacharte sin cargar rodillas ni espalda. Colocar cosas en alto (platos en escurreplatos, libros en estanterías) levantando los brazos correctamente, sin tensionar hombros ni cuello. Saber cuál es la postura correcta al sentarte tanto en el trabajo como en casa. Lo noté también en un gesto tan 
corriente y habitual como es el lavarse los dientes, sin querer, tensionamos los hombros hacia las orejas, haciendo Pilates eliminas estos malos hábitos y reduces tensión que tan mala repercusión tiene en nuestro día a día.

Hacer abdominales correctamente a partir de una buena respiración, sin tirar de lumbares. La respiración es primordial, si respiras correctamente, tus músculos se oxigenan al ejercitarse, terminas la clase con una curiosa sensación de haber «crecido» y es por el oxígeno aportado a tu cuerpo, ejercicio sin congestión. Se fortalece la musculatura que no es lo mismo que 
desarrollar músculo. 

La correcta respiración ayuda también a reducir el estrés, como ves, todo son ventajas!

más...

Soy Paqui, y comence practicando el método  pilates en el Centro de Yoga y Pilates Ananda de Móstoles, en el 2013. 
Padezco problemas lumbares, y vértigos. Desde que lo practico, estoy mucho mejor, de la espalda estoy fenomenal y los vértigos han desaparecido completamente.
Para mi Pilates es un método muy completo, no sólo para el cuerpo, sino también importante para la mente.